EN JUNIO LAS VACACIONES RECREATIVAS SE TOMARON LA CASITA

Durante el mes de junio y después de un primer semestre de actividades educativas en los colegios, los niños y niñas de La Casita de Nicolás se tomaron un merecido descanso con el proyecto de vacaciones lúdico-recreativas que realizó la fundación.

Actividades como Juegos Callejeros, salidas a cine, manualidades y artes plásticas (moldeado con arcilla y porcelanicrón), salidas, días de sol, culinaria, día de spa y la celebración de los cumpleaños de los meses abril a junio, hicieron parte de las experiencias que vivieron día por día los pequeños desde todas las edades.

“Las vacaciones recreativas buscan sacar a los niños de la rutina de las actividades pedagógicas” explica Vanessa Guzmán, profesora de La Casita. “Esto les ayuda mucho a desarrollar habilidades interpersonales, a llevar una mejor relación entre pares, a compartir y tener una sana convivencia”.

El grupo de profesionales de La Casita de Nicolás, entre los que se encuentran psicólogos, trabajadores sociales, nutricionistas y profesores, busca incluir siempre en su programación, experiencias que llenen de buenos recuerdos la infancia de los niños y contribuyan a su sano crecimiento. Las vacaciones lúdico-recreativas es uno de los proyectos constantes año por año, enfocado en estos valiosos períodos de descanso.